Misión cumplida, dice Comisión Depuradora de la Policía

Restructuración debe continuar:

Misión cumplida, dice Comisión Depuradora de la Policía

 

– La institución no queda químicamente pura, pero dejamos las bases para crear una nueva Policía digna de confianza del pueblo hondureño, según Omar Rivera.

– La corrupción era tal que el jefe de archivos de la Policía era un marero uniformado, revela Alberto Solórzano.

 

Tegucigalpa, 15 de enero. La prioridad de las nuevas autoridades del Gobierno y de la Secretaría de Seguridad debe ser continuar la depuración de la Policía Nacional, pues ésta no tiene retroceso, es permanente y sostenible.

Así lo sugirieron hoy los miembros de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, a pocos días de dejar el cargo (el próximo 20 de enero) luego de desempeñarlo por 21 meses, período durante el cual fueron depurados unos 4,500 elementos de la entidad.

“Misión cumplida”, afirmaron.

La Comisión depuradora saliente está integrada por Omar Rivera, Vilma Morales, Alberto Solórzano y como asesor Carlos Hernández, representante de Transparencia Internacional Honduras.

Todos comparecieron este lunes en un foro de televisión para relatar sus vivencias y los riesgos que tuvieron que afrontar a lo largo del desempeño de esa tarea encomendada por el presidente Juan Orlando Hernández.

La Comisión fue creada a través de un decreto de emergencia aprobado por  unanimidad por el Congreso Nacional el 11 de abril de 2016.

Luego los miembros de la nueva entidad fueron juramentados por el gobernante Hernández.

 

La misión trascendental de la Comisión fue dejar sentadas las bases para una nueva Policía Nacional, luego de un proceso de limpieza a todo nivel que tuvo la institución, la que poco a poco ha ido recobrando la credibilidad del pueblo hondureño, destacaron los integrantes del órgano depurador.

Verdad

Para Omar Rivera, “era necesario decirle la verdad al pueblo hondureño, pues aquí mucho empresario, mucho marero y narcotraficante se beneficiaron de la corrupción policial”.

Al respecto, afirmó que “no se crea que sólo los policías depurados son los que andan con el corazón partido. Aquí hay otros sectores que se beneficiaron de la corrupción policial, como empresarios y políticos”.

Comentó que “el proceso de profilaxis golpeó a una especie de consorcio que delinquía de manera irrefrenable, es decir, sin obstáculo alguno”.

Rivera señaló que “eso fue lo que pretendimos nosotros revertir, porque aquí antes de ejecutar un acto concreto se necesitaba una nueva mística en la gestión de la Policía”.

“Lo primero que hicimos es dejar en claro que quien lo había hecho o la estaba haciendo la tenía que pagar”, añadió.

“Para ello les quitamos el uniforme, el arma de reglamento, la patrulla y desconectarlos con el sistema de radiocomunicación que les permitía conocer dónde se iba a ejecutar un operativo”, subrayó.

De acuerdo al analista, “una persona que se revuelca en el fango, que se mancha las manos con sangre junto a los delincuentes, no merece ser policía, mejor que se dedique a la actividad criminal”.

Proceso

Vilma Morales recordó que la “depuración policial se llevó a cabo en un marco de un decreto de emergencia que a esta fecha está vigente”.

“Se dieron facultades, potestades y atribuciones claras a la Comisión en el marco de la reestructuración policial y también en el  marco del artículo 129 de la Constitución de la República”, dijo.

“Tenemos que entender que siempre estuvo fijado el debido proceso en todo el escenario de esta restructuración”, agregó.

En ese sentido, sostuvo que “hay que diferenciar las causas por las cuales un policía salió de la institución, bajo los mecanismo de una separación o un despido, pero el cual ameritó definitivamente llevar a cabo las audiencias de descargos hasta tomar la decisión de separar a un elemento”.

“De esos casos se dieron muchos a lo largo del proceso de depuración y restructuración policial”, agregó.

No obstante, Morales destacó que “el principal fundamento de esta restructuración fue el hecho de haber permitido a esta Comisión la potestad de reorganizar la Policía Nacional”.

“Eso demandó la creación de un nuevo organigrama, con nuevos perfiles y nuevos procesos que establecían la idoneidad de un miembro para determinada estructura”, remarcó.

Magnitud

Por su parte, Carlos Hernández comentó que “evidentemente el pueblo sabía de la existencia de la corrupción en la Policía; nosotros, después de cinco años de investigar esa institución, nos sorprendimos de lo que encontramos ahí”.

“No habíamos dimensionado la magnitud de la corrupción que había en esa institución, pese a que ya por lo menos tres informes de organismos internacionales habían denunciado la situación”, dijo.

“A veces me daba pena denunciar esa situación ante la comunidad internacional, pues encontramos en la Policía Nacional sicariato, narcotráfico, mareros plenamente identificados de la ‘18’, la ´MS 13’, y no de la escala básica, sino de los altos mandos”, reveló.

“Fue por eso que tomamos la decisión de restructurar la Policía y  lo que hicimos bajo un esquema que nos permitiera actuar con justicia, tras analizar los informes procedentes de diferentes operadores, como el Ministerio Público (MP), Tribunal Superior de Cuentas (TSC) e Inteligencia del Estado, entre otros”, precisó.

“Debido a ello se tomaron decisiones inmediatas, pues no había tiempo para otras cosas, tal como fue aprobado el decreto de emergencia”, apuntó.

Emergencia

De igual forma, el presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras, pastor Alberto Solórzano, relató que se sorprendió del grado de emergencia en que se encontraba la Policía Nacional.

“Se llegó al extremo de cerrar la Policía; a veces los hondureños están conscientes de lo mal que están las cosas, pero no todo mundo está dispuesto a enfrentarlas”, afirmó el religioso.

“Lo que encontramos realmente nos sorprendió aunque desde afuera uno tenía una idea de cómo estaba la entidad”, indicó.

En ese sentido, Solórzano reveló que “dentro de la Policía había gente dedicada exclusivamente a blanquear o limpiar los expedientes de los oficiales y agentes”.

“Ahí todo mundo tenía méritos y reconocimientos por una u otra acción, pero cuando empezamos a cotejar información reconstruimos perfiles de alguna gente para tomar decisiones”, manifestó.

“Uno de los que estaba como jefe de los archivos de la Policía era marero, pero uniformado”, afirmó.

“También encontramos un manoseo extraordinario de la documentación, hasta había planillas con las que se pagaba a gente que estaba presa en las cárceles del país”, añadió.

Todos los miembros de la Comisión reconocieron que la Policía Nacional no queda químicamente pura, pero sÍ dejan las bases para una nueva institución que sea digna de confianza de la sociedad hondureña. “Misión cumplida”, dijeron.

Datos de interés de la Comisión:

– Integrantes: Omar Rivera, Vilma Morales, Alberto Solórzano y Carlos Hernández, como asesor.

– Fue creada el 11 de abril de 2016 mediante un decreto de emergencia aprobado por el Congreso Nacional.

– El próximo 20 de enero dejarán sus cargos los miembros de la Comisión luego de 21 meses de gestión.

– 4,500 policías fueron depurados por distintas causas a lo largo de 21 meses de gestión de la Comisión.

Noticias Relacionadas

Contactanos

Tegucigalpa: Edificio CONATEL, 6 Ave. S.O. Colonia Modelo, Comayaguela, M.D.C Honduras Apdo. 15012

(+504) 2232-9600 ; (+504) 2552-7484; 2552-7484, 2552 7511

soporte.sistema@conatel.gob.hn

Política de Privacidad

CONATEL informa y garantiza expresamente a los usuarios que sus datos personales no serán cedidos
en ningún caso a otras entidades, y que siempre que fuera a realizarse algún tipo de cesión de datos
personales, de forma previa, se solicitaría el consentimiento expreso, informado, e inequívoco por parte de
los titulares.

Del mismo modo, CONATEL ha adoptado todas las medidas técnicas y de organización necesaria para
garantizar la seguridad e integridad de los datos de carácter personal que trate, así como para evitar su
pérdida, alteración y/o acceso por parte de terceros no autorizados.

USO DE COOKIES Y DEL ARCHIVO DE ACTIVIDAD

CONATEL por su propia cuenta o la de un tercero contratado para la prestación de servicios de medición,
pueden utilizar cookies cuando un usuario navega por el sitio web. Las cookies son archivos enviados al
navegador por medio de un servidor web con la finalidad de registrar las actividades del usuario durante su
tiempo de navegación.

Las cookies utilizadas por el sitio web se asocian únicamente con un usuario anónimo y su terminal
de datos (PC, teléfono móvil, etc.), y no proporcionan por sí mismas los datos personales del usuario.

Mediante el uso de las cookies resulta posible que el servidor donde se encuentra la web, reconozca el
navegador web utilizado por el usuario con la finalidad de que la navegación sea más sencilla, permitiendo,
por ejemplo, el acceso a los usuarios que se hayan registrado previamente, acceder a las áreas, servicios o
concursos reservados exclusivamente a ellos sin tener que registrarse en cada visita. Se utilizan también
para medir la audiencia y parámetros del tráfico, controlar el progreso y número de entradas.

El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para ser avisado de la recepción de cookies
y para impedir su instalación en su equipo. Por favor, consulte las instrucciones y manuales de su navegador
para ampliar esta información.

Para utilizar el sitio web, no resulta necesario que el usuario permita la instalación de las cookies enviadas
por el sitio web, o el tercero que actúe en su nombre, sin perjuicio de que sea necesario que el usuario inicie
una sesión como tal en cada uno de los servicios cuya prestación requiera el previo registro o “login”.

Las cookies utilizadas en este sitio web tienen, en todo caso, carácter temporal con la única finalidad de
hacer más eficaz su transmisión ulterior. En ningún caso se utilizarán las cookies para recoger información de
carácter personal.

DIRECCIONES IP

Los servidores del sitio web podrán detectar de manera automática la dirección IP y el nombre de dominio
utilizados por el usuario. Una dirección IP es un número asignado automáticamente a un terminal de datos
(PC, teléfono móvil, etc.) cuando ésta se conecta a Internet. Toda esta información es registrada en un
archivo de actividad del servidor debidamente inscrito que permite el posterior procesamiento de los datos
con el fin de obtener mediciones únicamente estadísticas que permitan conocer el número de impresiones
de páginas, el número de visitas realizadas a los servicios web, el orden de visitas, el punto de acceso, etc.

SEGURIDAD

El sitio web utiliza técnicas de seguridad de la información generalmente aceptadas en la industria, tales
como firewalls, procedimientos de control de acceso y mecanismos criptográficos, todo ello con el objeto de
evitar el acceso no autorizado a los datos. Para lograr estos fines, el usuario acepta que CONATEL obtenga
datos para efectos de la correspondiente autenticación de los controles de acceso.

CONATEL- Comisión Nacional de Telecomunicaciones Gobierno de Honduras (www.conatel.gob.hn)

×
Derechos de Autor
  1. El presente sitio web, incluyendo a título enunciativo pero no limitativo su programación, edición,
    compilación, diseños, logotipos, texto y/o gráficos, son propiedad de CONATEL como responsable
    del sitio web.
  2. El acceso por parte del usuario al sitio web no le otorga ningún derecho de propiedad sobre los
    mismos.
  3. Toda la información que se publica está enmarcada en la Ley Marco del Sector de las
    Telecomunicaciones y en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y su
    Reglamento de la República de Honduras.
  4. Si se ve en el sitio web cualquier contenido que pudiera vulnerar derechos de propiedad intelectual
    e industrial, se ruega ponerlo en conocimiento de CONATEL con la mayor brevedad posible,
    remitiendo un correo electrónico a la dirección: webmaster@conatel.gob.hn.

CONATEL- Comisión Nacional de Telecomunicaciones Gobierno de Honduras (www.conatel.gob.hn)

×
Nuestra Ubicación


Ver Mapa Más Grande

×
Centro de Atención al Público

¿Qué es CAP-Conatel?

Es una unidad que atiende los reclamos de los usuarios de servicios públicos de telecomunicaciones y difusión de la comunicación de CONATEL para con los operadores de servicios de telecomunicaciones.

¿Comó llamar a CAP-Conatel?

De cualquier operador telefónico que le brinda su servicio (Hondutel, Tigo, Claro):
Marca – 185 y un(a) teleoperador(a) de CAP-CONATEL tomará su denuncia y a su vez orientará.
*Versión imprimible CAP (302 Kb)

CONATEL- Comisión Nacional de Telecomunicaciones Gobierno de Honduras (www.conatel.gob.hn)

×
Ayuda y Descargas
Seleccione un archivo a Descargar

×
Enlaces de Interés
×