A partir de la primera semana de junio el proyecto de “Lista Negra” se implementara en el país.

Este proyecto establece que todo teléfono móvil que sea reportado como robado se pueda automáticamente bloquear, no solo el chip, sino que el terminal móvil asociado, para que quede inservible y no pueda volver a utilizarse nunca, lo cual hará que las bandas que se dedican a esta actividad pierdan interés y se retiren de su ilícita ocupación.

Para que cada propietario de un teléfono celular pueda bloquearlo al ser robado es importante que tengan a mano el número IMEI, un identificador único de cada aparato que se puede conocer marcado *#06#.

Este número que aparece en el teléfono, después de marcar esa clave debe ser copiado y guardado en un lugar seguro y dictado a la empresa proveedora de servicio de telefonía móvil en Honduras, Tigo, Claro y Hondutelen caso de que el aparato sea robado, para que ellos procedan a bloquear y dejar inservible el teléfono, el cual no podrá ser usado a nivel nacional e internacional.

Adicionalmente el usuario podrá al ingresar a la página web de su operador de telefonía móvil, comprobar con su número de IMEI y que en efecto el terminal asociado está bloqueado.

Descargar Resolución NR009/14 (279kb)