«Nadie entra ni sale del Distrito Central, Choluteca y La Ceiba»: Comisionado Jair Meza.

Tegucigalpa, 17 de marzo, 2020. La Policía Nacional por recomendaciones del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER) y en cumplimento al toque de queda decretado por la Secretaría de Seguridad en aras de evitar la propagación del COVID-19 (Coronavirus), en todo el territorio hondureño, realizará operativos en todo el país y de forma más estricta en Choluteca, Distrito Central y La Ceiba donde se decretó toque de queda absoluto.

El Comisionado de Policía Jair Meza, Director de Comunicación Estratégica a través de un foro televisivo expresó que, «en Tegucigalpa, La Ceiba y Choluteca se decretó toque de queda absoluto indefinido, es decir, nadie puede movilizarse para ningún trámite, en el resto del país las restricciones siguen siendo las mismas, se puede salir si justifica el motivo».

«Nadie puede andar en las calles, el Coronavirus no mira que profesión tiene, y es por eso que se tomaron estas medidas para evitar la propagación».

El Comisionado de manera contundente reiteró que en los municipios del Distrito Central, La Ceiba y Choluteca, nadie puede salir de sus casas y que todos los negocios tiene que estar cerrados y si estos no cumplen la instrucción, la Policía Nacional llegará a cerrarlos y a aplicarles la ley como corresponde.

«En el resto del país se permiten sólo dos personas en cada vehículo, de lo contrario se les aplicarán las sanciones correspondientes; todos debemos de colaborar porque esta es una emergencia nacional», expresó Meza.

«Yo les recomiendo a las personas que están en las ciudades con toque de queda absoluto que se queden en casa, el mensaje es claro, nadie puede salir ni entrar, ya que el COVID-19 está en esas ciudades».

«Le pido a la población que no irrespetemos a las personas que tengan sospechas del COVID-19 ya que todos estamos propensos a ser infectados y nos merecemos respeto», concluyó el titular de comunicación de la Policía Nacional.

Aseveró que en las tres ciudades del país la movilización ciudadana está paralizada, de suscitarse una emergencia debe confirmase ante la autoridad que lo requiera en la vía pública; solamente casos excepcionales que tengan que ver con la salud de la población.