Gobierno inicia entrega masiva de alimentos a la población afectada por emergencia ante el coronavirus

Tegucigalpa, 25 de marzo. El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández inició hoy la Operación Honduras Solidaria con la entrega de los primeros 6.000 suministros de alimentos para las familias más pobres de la colonia Los Pinos en Tegucigalpa, de un total de 800.00 raciones que se distribuirán para 3,2 millones de personas en todo el país.

La operación tiene el objetivo de mitigar los efectos de la emergencia por el coronavirus entre las familias más vulnerables de Honduras mediante la entrega de alimentos casa a casa y puerta a puerta, en una primera fase en las ciudades de Tegucigalpa, Choluteca, La Ceiba y San Pedro Sula.

Camiones del Ejército salieron a tempranas horas con el cargamento de alimentos de las bodegas de la Suministradora Nacional de Productos Básicos (Banasupro), en la colonia Las Palmas, hacia la colonia Los Pinos, donde  grupos de efectivos hicieron la entrega casa por casa.

Con la entrega de 800.000 suministros se espera favorecer a 800.000 familias pobres de Honduras, más de 3.2 millones de hondureños, en la más grande operación de entrega de alimentos en la historia del país, como la ha calificado el presidente Hernández.

Los Sacos Solidarios contienen arroz, café, avena, azúcar, harina de maíz, harina de trigo, manteca,  margarina, pasta, papel, espaguetis, cubitos, consomé, pasta de tomate y salsa de tomate.

También incluyen mascarillas, gel antibacterial, jabones para lavar ropa  y para lavar sus manos, así como jabón líquido.

La distribución está a cargo de las Fuerzas Armadas en coordinación con Banasupro, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y Guías de Familia.

Ayuda para los más necesitados

“Esta es una iniciativa del presidente Juan Orlando Hernández que permite llegar a las personas más necesitadas en este momento de crisis que estamos viviendo”, todo con la intención de llegar a las puertas de los hogares para que no salgan de sus hogares, dijo el ministro de Educación y comisionado de Abastecimiento de la operación, Arnaldo Bueso.

Expresó Bueso que “el mecanismo escogido para llegar a los hogares es eficiente y solo pedimos que a los otros lugares donde lleguemos la gente pueda esperar en sus hogares porque lo que se busca es evitar la propagación del virus”.

La misión, que se queden en casa

El ministro de Copeco, Gabriel Rubí, indicó que “lo importante es llegar a las personas que no tienen alimentos y que queremos que no salgan a las calles”.

“Nuestra misión es que usted se quede en su casa y que mantenga las medidas de prevención para evitar la propagación del virus”, expresó Rubí.

Informó que en otras jornadas se llevará agua para consumo y para uso doméstico, así como la instalación de centros de salud y remoción de la basura, para que la gente no tenga que salir de sus hogares.

Expresó que el operativo está a cargo de las Fuerzas Armadas, uno de los brazos que mayor respeto tiene entre la población y para asegurar que la operación se realice en el mayor orden posible.

Casa por casa

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Tito Livio Moreno, dijo: “Le pedimos a la población que tengamos paciencia, que se va a llevar alimento a los diferentes barrios y colonias donde sea necesario”.

“Este es un buen momento para que todos los hondureños seamos solidarios y se aporte a los que más necesitan, y evidenciemos la calidad de seres humanos que somos los hondureños”, comentó.

También expuso que “lo importante es que la gente se mantenga en sus casas, y lo vamos haciendo casa por casa, buscando que el virus no se pueda propagar y esa es la única manera de hacerlo, entregando el alimento puerta por puerta”.

Moreno explicó que los primeros 6.000 suministros de alimentos se entregaron en la colonia Los Pinos.

Insistió en que “lo primordial es que la gente no salga de sus casas” y añadió que se va a “llevar ese alimento a la gente que más lo necesita”.

Dijo que “lo importante es que no salgamos de casa. La transmisión del virus es de persona a persona y es necesario que alimentemos a los que más necesitan para que no salgan a la calle a buscar comida”.

Moreno expresó que “en Honduras no puede haber otra cosa más que sumarse a los esfuerzos del Estado de Honduras y alimentar a los necesitados, buscando evitar el contagio”.

No ser indiferentes al virus

El gerente de Banasupro, Luis Colindres, dijo que “uno de los fines primordiales es que la gente se quede en casa, que no salga, en especial aquellos que no tienen ingresos o que son considerados de los más pobres del país”.

Colindres invitó a los hondureños “a no ser indiferentes ante este virus, antes se pensaba que solo atacaba a la tercera edad, pero se ha comprobado que igual presente muchos problema a personas más jóvenes”.

“Por eso esta Operación Honduras Solidaria busca proveer de recursos a la población pobre y a los que no han tenido ingresos; por eso se lleva la comida hasta la puerta de la casa”, indicó el funcionario.

El suministro

El Saco Solidario contiene suministros para una familia de cinco personas, entrega que utilizada de manera óptima garantiza la alimentación para una familia por un período de 15 días, por lo que se harán dos entregas para totalizar un mes.

El suministro de alimentos cuenta con más de 20 productos, entre ellos no perecederos y de higiene, gel, mascarillas y más.

La Operación Honduras Solidaria es la entrega de alimentos más grande realizada en la historia del país y cuenta con la veeduría del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), la Confraternidad Evangélica de Honduras y  otros organismos sociales.