Presidente Hernández informó que la industria militar esta produciendo insumos médicos para el abastecimiento de Hospitales

Tegucigalpa, 2 de abril. El presidente Juan Orlando Hernández afirmó hoy en cadena nacional de radio y televisión que hace días la Industria Militar está produciendo 3.000 mascarillas diarias, 100 máscaras de polietileno, 6.000 bolsas de agua diarias, lo que nos permitirá garantizar un flujo constante directamente a los hospitales y centros de salud.

A un ritmo de fabricación de 3.000 mascarillas diarias, la Industria Militar de las Fuerzas Armadas (Imffaa) trabaja aceleradamente para dotar a hospitales y centros de salud del país de este y otros insumos ante la emergencia nacional por COVID-19.

Añadió que un equipo de ingenieros trabaja en prototipos de respiradores para equipar los centros de salud.

“Hermanos hondureños, todo esto es parte del Plan de Abastecimiento del Sistema de Salud que hace unas semanas empezamos”, apuntó Hernández.

Agregó que “este plan comprende la fabricación de la Industria Militar, la fabricación de empresas maquiladoras y microempresas, pero estamos trabajando también con proveedores nacionales e internacionales que nos garanticen el flujo de insumos para equipar a nuestros guerreros de la salud”.

“Lo he dicho antes y lo digo de nuevo: pongamos de nuestra parte, hagamos lo que está en nuestras manos, cada uno según le corresponda, para que nuestros hijos y nietos nos recuerden como la generación de hondureños que supo ser ordenada y disciplinada y que venció al enemigo invisible: el COVID-19”, indicó.

“Como Gobierno, el 19 de marzo pasado iniciamos el abastecimiento de insumos médicos y medicamentos a nivel nacional, para atender el COVID-19”, recordó Hernández.

“Claro”, apuntó, “el uso y rotación de estos insumos es muy alta. A pesar de esto y de la escasez a nivel mundial, estamos haciendo todo el esfuerzo posible como Gobierno para mantener un flujo constante de insumos mientras dure esta pandemia”.

“Por eso hoy estamos verificando la instrucción que hace unas semanas di al general Tito Livio (Moreno, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas), de poner toda la capacidad de la Industria Militar en la producción de mascarillas, máscaras de polietileno, y ahora empezarán con batas quirúrgicas también”, acotó el jefe de Estado.

El enemigo invisible

 El jefe del Ejecutivo expresó que “nadie escogió estar en donde estamos, pero nos toca hacerle frente con orden, disciplina y fe en Dios. Hoy el enemigo invisible (COVID-19) ha arrebatado miles de vidas a nivel mundial y tristemente, en nuestro país, este virus ya está haciendo de las suyas”.

“La realidad es que ningún país de ningún continente estaba preparado para hacer frente a este virus; hoy vemos países como España e Italia en donde sus hospitales ya han colapsado. Y hoy no solo estamos ante una crisis sanitaria a nivel mundial. También estamos ante una escasez mundial de insumos y equipo médico”, reflexionó el gobernante hondureño.

El agradecimiento

El presidente de la República agradeció especialmente a la Asociación Hondureña de Maquiladores y a distintas empresas que han hecho donaciones significativas de insumos médicos para el personal de salud que está en la primera línea de combate frente al coronavirus.

“Yo me pongo en los zapatos de los médicos, enfermeras, técnicos y muchos otros, y créanme que toda ayuda es importante”, subrayó.

Aporte de todos

El titular del Ejecutivo señaló que, “por eso, hoy necesito de ustedes, de cada uno de los nueve millones de soldados hondureños, para que juntos hagamos lo que está en nuestras manos para vencer este virus”.

“Para la gran mayoría, el aporte más grande será quedarse en sus casas; para otros será estar en la primera fila de esta guerra, como lo hace el personal de salud, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Bomberos, etc. y para otros será la donación de insumos médicos y alimentos, cuando esté en sus manos hacerlo”, destacó Hernández.