A trabajar unidos antes crisis del Coronavirus todos los sectores del país

Tegucigalpa, 8 de abril del 2020. El presidente Juan Orlando Hernández anunció en cadena de radio y televisión la conformación de mesas de trabajo entre el Gobierno la empresa privada, el Sector Social de la Economía y la sociedad civil para planificar en unidad la Honduras de hoy y del futuro, después de la crisis por el coronavirus, potenciando los recursos del país.
Hernández hizo el anuncio acompañado del presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Juan Carlos Sikaffy; del vicepresidente de la Cámara de Comercio de Industrias de Tegucigalpa, Daniel Fortín; del secretario ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia, Omar Rivera, y del representante del Sector Social de la Economía, Francisco Ordóñez.
El gobernante subrayó que se hará un trabajo de lleno buscando salvar los empleos, levantar la economía y construir la Honduras de hoy y del futuro a partir de la crisis del coronavirus.
A continuación, el mensaje del presidente Hernández en la cadena nacional transmitida anoche:
Los efectos que nos va a heredar en el plano económico y social la crisis provocada por el Covid-19, al mundo y a Honduras, son tan grandes que amerita un replanteamiento de la manera como nos hemos comportado como seres humanos de manera individual y como sociedad.
El Covid 19 va a marcar un antes y un después en el planeta. Desde la forma como nos relacionamos entre amigos y familiares, hasta en nuestros sistemas de producción y de protección social.
Reconstruir lo que se va a ver afectado no va a ser suficiente.
Esta crisis debemos verla como una oportunidad para comenzar de nuevo. Para crear desde cero al nuevo hondureño y a la nueva Honduras que todos soñamos, solidaria, justa, autosuficiente y próspera.
Así como los dolores de parto anteceden a la alegría de la venida al mundo de un nuevo ser, así es el sufrimiento que están experimentando el mundo y Honduras, por las consecuencias del coronavirus, y a partir de allí debe surgir algo positivo y esperanzador.
El Gobierno de la República ya está trabajando en un Plan Nacional de la Nueva Honduras, con miras al país que queremos para los próximos 20 años.
Además de contar ya con equipos de trabajo dedicados las 24 horas a planificar y ejecutar acciones para reducir el impacto que esta crisis va a tener de manera inmediata en nuestras familias, y tratar de salvar la mayor cantidad de vidas posibles, de manera paralela hemos conformado otros equipos para hacer frente a lo que se viene después de la pandemia:
1. Mesa de Seguridad Alimentaria:
Gobierno: Mauricio Guevara.
Sector Privado: Mateo Yibrín.
Sector Social de la Economía: Francisco Ordóñez.
FONAC
2. Mesa de la Industria Manufacturera y Textil para Elaboración de Insumos Médicos:
Gobierno: María Antonia Rivera.
Sector Privado: Mario Canahuati.
Sector Social de la Economía.
FONAC.
3. Mesa de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, MIPYME:
Gobierno: Luis Colindres, Carlos Gunther Laínez.
Sector Privado: Juan José Lagos.
Sector Social de la Economía.
FONAC.
4. Mesa de Industria Farmacéutica:
Gobierno: Francis Contreras.
Sector Privado: Jacobo Andonie.
Sector Social de la Economía.
FONAC.
5. Construcción de Obra Pública y Vivienda:
Gobierno: Sergio Amaya, Roberto Pineda y Rubén Reyes.
Sector Privado: Jorge Díaz Lobo y Gustavo Boquín.
Sector Social de la Economía: Pedro José Aguilar.
FONAC.
6. Mesa de Temas Económicos, Fiscales y Financieros:
Gobierno: Rocío Tabora, Wilfredo Cerrato, Ethel Deras, Fredy Espinoza, María Elena Mondragón, Roberto Ordóñez.
Sector Privado: Roque Rivera, Arturo Alvarado, Daniel Fortín, Juan Carlos Segovia.
Sector Social de la Economía.
FONAC.
7. Bioseguridad para la Actividad Económica:
Gobierno: Carlos Madero
Sector Privado: Guy de Pierrefeu
Sector Social de la Economía.
FONAC.
8. Turismo:
Gobierno: Nicole Marrder, Emilio Silvestri.
Sector Privado: Epaminondas Marinakys.
Sector Social de la Economía.
FONAC.
9. Emergencia Sanitaria:
Gobierno: Vilma Morales y Yolany Batres
Sector Privado: Elías Lizardo
Sector Social de la Economía
FONAC
Estas mesas no son excluyentes con otras mesas de trabajo que han venido trabajando, como salud, educación, transporte y otras de igual importancia.
Uno de los primeros resultados de estas mesas de trabajo es que nos adelantamos a que a nivel mundial puede haber una escasez enorme de alimentos en el segundo semestre del año, porque los sistemas de producción en todo el planeta están paralizados. Por ello tenemos que asegurarnos que Honduras va a ser autosuficiente en la dotación de la comida que los hondureños necesitan para subsistir.
Es así que se inicia un Plan Nacional de Seguridad Alimentaria para permitir que haya comida en la mesa de todos los hondureños cuando pase la crisis. Para ello se ordena a instituciones como la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), el Instituto Nacional Agrario (INA) y el Instituto de la Propiedad (IP), para identificar todas las tierras ociosas del país y que el Estado ordene a sus propietarios iniciar la siembra masiva de granos básicos, hortalizas y frutas, para abastecer los mercados nacionales.
A estos productores el Estado les va a asegurar un precio de compra justo, los va a dotar de asistencia técnica, financiamiento y el acceso a mercados, con el objetivo de lograr independencia alimentaria y no tengamos problemas para que la gente pueda comprar comida, sin necesidad de recurrir a las importaciones.
Por otro lado, se instruye a las empresas maquiladoras que aún no lo han hecho que inicien un proceso de transición en sus sistemas y equipos de producción para adaptarlas a la fabricación masiva de equipo de protección biomédico, como mascarillas, batas, protectores de ojos, protectores de calzado y demás, así como a la producción de equipo biomédico para salvar vidas, como respiradores eléctricos.
Vamos a demostrar que los hondureños somos capaces y autosuficientes para solucionar la escasez mundial de este tipo de equipos, y cubrir no sólo nuestras necesidades internas, sino que también podemos aportar al mundo nuestro talento y capacidades en esta lucha del planeta contra el Covid-19 y salvar la mayor cantidad de vidas humanas posibles.
El objetivo de este esfuerzo será estar listos para hacer frente con éxito a la nueva realidad que nos espera en la época post-coronavirus. Para ello necesitamos del concurso de todas las fuerzas productivas del país y de la sociedad en general, para transformar nuestro sistema económico-financiero, nuestro sistema de producción de alimentos y sistemas de salud, entre otros, encaminados a:
1. Mantener, recuperar y crear nuevas fuentes de empleos, aprovechando las oportunidades que nos presente la nueva realidad mundial.
2. Ser autosuficientes en la generación de la comida que necesitamos para subsistir, sin tener que acudir a las importaciones, adelantándonos a la escasez mundial de alimentos que seguramente habrá en los próximos años.
3. Transformar nuestro sistema de salud para prevenir enfermedades y epidemias, adoptar métodos de vida y nutrición saludables, cuidar mejor nuestro medio ambiente, impulsar la producción farmacéutica, la investigación en salud y fortalecer nuestra red de clínicas y hospitales así como la preparación para enfrentar emergencias y desastres.
4. Hacer una transformación importante en nuestro sistema de educación fortaleciendo los valores cívicos y de convivencia, la educación para el trabajo y el acceso y uso de la tecnología.
5. Un nuevo Sistema de Protección Social, más justo, que cuide de los riesgos de salud y desempleo, y provea de cobertura de pensión por vejez a todos los hondureños.
Para cambiar Honduras los hondureños debemos cambiar. Hacer más fuerte nuestro compromiso con el país, con nuestros compatriotas, con nuestras familias, con nuestras comunidades. Cultivar la calidad humana. Necesitamos de un hondureño responsable de sí mismo y de su entorno,  solidario, optimista, trabajador, honesto, respetuoso de la ley, y disciplinado.
Por ello definiremos en conjunto una estrategia educativa transformadora y de largo plazo con inversiones importantes en mejorar la calidad y la pertinencia de nuestro sistema educativo, el cual debe ser más humanista, y además de transmitir conocimientos, educar en valores éticos, morales y cívicos.
En este esfuerzo van a jugar un papel importante, sin lugar a dudas, nuestros maestros, pero también las iglesias y sobre todo los padres de familia, porque es desde los hogares que se comienza a moldear a la persona que después se convierte en el ciudadano que todos anhelamos.
Yo soy una persona optimista por naturaleza, siempre veo el vaso medio lleno, donde otros quizá lo ven medio vacío. Muchos dirán incluso que soy un soñador, lo importante es que haya otros como yo que les guste transformar los sueños en realidad…
Esta es una oportunidad que la providencia nos pone para enderezar el camino. Ya vimos lo que No funciona, lo hemos estado haciendo por años. Es hora de dar un golpe de timón que nos permita conducir al país hacia ese destino que a todos sin excepción nos gustaría alcanzar.
Las economías, las empresas y los sistemas de salud se dirigen todos hacia un futuro digital. Como Gobierno reconocemos esta realidad, y es por eso que estamos en transición a la digitalización de servicios públicos, generando esfuerzos de Gobierno Digital para acercar al ciudadano desde su hogar a los diversos servicios que necesite, como la atención médica durante esta emergencia.
Todos nos tendremos que adaptar a esta nueva realidad, y lo debemos hacer a través de la inclusión. Debemos actuar todos unidos, como el pueblo que somos y siempre seremos, hermanos y hermanas hondureños, todos luchando por un mejor país.
Invito a todos los hondureños, a todos, sin importar su ideología, partido político, religión o clase social, a que nos acompañen en esta empresa que arranca hoy, y que con el apoyo de todos ustedes y la sabiduría que Dios nos dará para tomar las decisiones correctas, eso nos permita tener como resultado un nuevo país, una nueva sociedad y un nuevo hondureño, como el que soñaron nuestros próceres y por el que ofrendaron su vida.
Es una deuda que tenemos con ellos, y que debemos de saldar.
Juntos estamos enfrentando esta catástrofe global. Juntos vamos a resistir la tempestad. Juntos vamos a llegar a la otra orilla de la esperanza y de las oportunidades. Juntos los hondureños todos vamos a construir esa Nueva Honduras.
https://youtu.be/Tx5-kh1TLzE