Con apoyo del Gobierno, sector agroalimentario no se ha detenido para garantizar comida a los hondureños

Comayagüela, 13 de mayo del 2020. El presidente Juan Orlando Hernández destacó hoy en Cadena Nacional de Radio y Televisión, los avances de la política de apoyo al sector agroalimentario, que “no se ha detenido” para poder suministrar alimentos a la población durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus, y calificó de héroes a los trabajadores del campo que están en primera fila en esta emergencia.

Entre otras medidas de apoyo a la producción de alimentos, el Gobierno destinará 200 millones de lempiras para el Bono de Solidaridad Productiva que beneficiará a 140.306 productores en 17 departamentos, informó el ministro de Agricultura y Ganadería, Mauricio Guevara.

Hernández presentó un informe de medidas que el Gobierno ha tomado en el sector agrícola del país ante la crisis alimentaria grave que deja en el mundo entero la pandemia y ante el anuncio que ha hecho la FAO, que prevé una posible escasez severa de alimentos.

El mandatario detalló en reunión con autoridades del sector agroalimentario las medidas de financiamiento, asistencia y encadenamiento del rubro productivo, estrategia que su Gobierno trabaja desde su primer día para que Honduras se convierta en el referente de la región en producción de alimentos.

El gobernante lamentó la muerte de compatriotas por la covid-19, causada por el coronavirus,  y envió un mensaje de solidaridad a los parientes de quienes han perdido la vida a consecuencia del virus, “particularmente a los familiares de la doctora Murillo y a la del comisionado Oseguera Barahona; a su familia nuestro más sentido pésame y solidaridad”.

Hernández advirtió que, a causa de la pandemia, “ya se ha  anunciado por parte de la Organización de las Naciones Unidas para a la Alimentación y la Agricultura (FAO) que se prevé escasez severa de alimentos a nivel  mundial y gran parte de nuestra población vive en zonas rurales y depende de la producción agrícola”.

Por eso pidió a la población “no limitar la movilización” de la cadena agroalimentaria, porque “si tienen restricciones de movilidad, como hemos visto con los cierres de carreteras a las zonas productivas, a municipios donde llevan sus productos, esto les impide trabajar sus tierras, mover sus alimentos, cuidar sus animales”.

“Así no pueden vender, comprar insumos agrícolas, semillas, y todo tipo de suministros”, señaló.

Añadió que “si nosotros no aseguramos que esto cambie, con facilitación de fondos de préstamos, seguridad de mercados y encadenamiento productivo, nuestros productores tendrán que verse obligados a dejar la actividad a la que se dedican”.

“Y eso”, advirtió, “no solo los afecta a ellos, sino que nos afecta a todos, porque no solo ellos no tendrán que poner alimento en la mesa; tampoco podrá usted en la ciudad si no hacemos que se active la maquinaria de producción  de alimentos desde el campo a la ciudad”.

Dijo que si se hubiese limitado esta cadena “todos  estaríamos sufriendo por escasez, como lo ha dicho la FAO, y escasez de alimentos significa hambre, y hambre significa un atentado a la salud”.

El presidente de la República subrayó que “como Gobierno hemos preparado una estrategia de respuesta que se complementa con los esfuerzos que hemos hecho desde el día uno de nuestra gestión de  Gobierno para ser independientes en la  producción de alimentos sin depender  de ningún otro  país”.

“Y también le hemos apostado a exportar más, y nuestro objetivo desde el día uno es convertirnos en referente de la producción de alimentos en el país”, explicó el jefe de Estado.

Proyectos agrícolas

El Gobierno, a través de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), ha trabajado en programas de apoyo a la agricultura familiar en todo el país, estructuras protegidas, Bono Cafetalero, Bono de Solidaridad Productiva  y mejores prácticas y capacitación para la siembra de arroz, papa y aguacate.

El titular de la SAG, Mauricio Guevara, informó que la institución “no ha dejado de trabajar a pesar de la pandemia porque carga una gran responsabilidad en la espalda para que el alimento no falte en la mesa y nuestros productores están en primera fila”.

“Haremos una transformación al sistema agroalimentario porque las cosas en el mundo han cambiado y Honduras no es la excepción”, dijo el funcionario.

Detalló que en el tema de agricultura familiar “invertiremos, con fondos externos provenientes de la FAO, 824,691 lempiras y la inversión nacional de 15.783,432 lempiras, y se trabaja con 82 municipalidades a nivel nacional y se atiene 1.800 familias en 17 rubros que incluyen yuca, camote apicultura, paste, aguacate maracuyá, plátano, marañón, frijol, ajonjolí, caña de azúcar, sandía, ayote, café, sorgo, pitahaya y ganadería”.

Aparte de esa asistencia, mencionó la inversión en la compra  de insumos  y herramientas por el orden de 2.474.445 lempiras.

En el Programa Estructuras Protegidas, conocido también como casa-malla, se han invertido 860.000 lempiras,  financiado con fondos administrados por el IIC (Instituto Interamericano para la Cooperación para la Agricultura); se han generado 86 empleos y el rubro es la cosecha de   tomate y chile.

También se incluye el Bono Presidencial Cafetalero, “que es una iniciativa del mandatario debido al golpe que han recibido los productores  a nivel nacional con precios bajos durante los últimos cuatro años”, dijo Guevara.

Además del apoyo a la primera fertilización, ya hay 142 nuevos técnicos certificados en café para poder hacer el acompañamiento en otros temas del rubro, indicó.

Guevara dijo que hasta la fecha se han atendido con “este bono histórico”, que empezó hace unas dos semanas, a 15 departamentos  y 222 municipios con 555.399 quintales de fertilizante para 248.131,37 manzanas.

El Bono de Solidaridad Productiva “iniciará la próxima semana”, anunció Guevara y añadió que “este bono generalmente se daba en postrera” pero que este año se hace así por la crisis de salud que se vive  y para asegurar los granos básicos, específicamente el frijol.

El bono asciende a 200 millones de lempiras para la atención de 140.306 productores en 17 departamentos y se destinará para la cosecha de primera; se cambia la matriz y se sembrará el 80 por ciento de frijol con una inversión de 50 millones de lempiras.

Además, se sembrarán 200 manzanas de aguacate y de marañón en el sur, y 80 manzanas de  pitahaya.

Plan nacional  de aguacate

La siembra de aguacate es cuatro veces más significativa que el café por manzana, detalló el secretario de la SAG,  y aseguró que hay 13 departamentos atendidos: Yoro, La Paz, Comayagua, Lempira, Intibucá, Santa Bárbara, Francisco Morazán, Ocotepeque, Choluteca, Olancho, Valle, Copán y Atlántida.

Y este rubro ahora genera exportaciones que dejan, según el Banco Central de Honduras, 4.178.536,32  dólares por 1.940.468,07 kilogramos de la fruta en 2019-2020.

La meta en el cultivo de aguacate es de 250.000 plántulas y la asistencia técnica a 3.672  productores; el área meta del plan es 1.000 hectáreas por año y el área asistida a la fecha es de 1.850 hectáreas.

Añadió que con el Gobierno de Corea del Sur hay un programa orientado a la siembra de arroz con una inversión de 48.835,97 dólares y que beneficia a 129 productores.

Cosechadoras de  agua

Para manejar esta producción es vital la construcción de cosechadoras, y al respecto el representante de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Héctor Tablas, dijo que “si cosechamos el agua y la usamos en la producción resolvemos la economía y la salud del pueblo hondureño”.

Detalló que hay 29 cosechadoras priorizadas para incorporar sistemas de riego en 2020 con una inversión de 125 millones  de lempiras con Financiamiento de Fondos FINA2, Gobierno de la República de China (Taiwán) y beneficia a 580 personas y genera 1.740  empleos.

También destaca la perforación de 74 pozos  para ser utilizados en  hortaliza y ganadería.

Simplificación de trámites

Además, para ayudar al rubro agrícola, el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa) también ha realizado su labor durante la emergencia, dijo el director de ese organismo, doctor Juan Ramón Velásquez, e incluye la simplificación de trámites administrativos,   principalmente de importaciones y exportaciones.

El funcionario dijo que hay 8.800 certificados de exportación aprobados en línea y gratuitos.

Petición a la población

Finalmente, el presidente de la República pidió a la población su compromiso para mantener las medidas de bioseguridad, como el uso de la mascarilla y distanciamiento social, entre otras, para no “echar por la borda” lo logrado, ya que dijo que “el costo económico de este encierro es tremendo”.

Reiteró que el aparato productivo “no se ha detenido” y que ha trabajado con doble esfuerzo.

Hernández felicitó “a los trabajadores del campo que están en primera fila; estos héroes merecen nuestro reconocimiento. La cadena alimenticia no se puede parar porque sin comida no hay salud, sin comida no hay cuarentena que valga”.