El titular de Trabajo explicó que se “hacen protocolos con salones de belleza y barberías, y para hacer pilotajes es necesario ver por regiones el comportamiento de la pandemia, porque abarca varios aspectos productivos que se quieren reabrir”.

Sobre la apertura del sector religioso, indicó que una de las acciones piloto “tiene que ver con cultos religiosos, que probablemente uno sea en la iglesia católica y otra en la evangélica, y eso nos va a permitir tomar decisiones de cuándo deben de tener apertura”.

Asimismo, indicó que se han estructurado diversos protocolos, que están subidos en la página web de la Secretaria de Trabajo y que se han venido trabajando con la comisión interinstitucional para la apertura inteligente, donde participan diversos sectores del país.

Añadió que “se están haciendo análisis por territorios en el comportamiento del virus en varios municipios y esperamos esta semana ya tener una planificación estructurada de apertura inteligente, según la categoría de los municipios y la densidad poblacional de los mismos”.

Madero recordó que se han hecho acciones piloto de apertura con diferentes sectores y “se empezó primero con restaurantes y probablemente ampliemos pilotajes de restaurantes a otros departamentos como Choluteca, La Ceiba y estamos viendo también San Pedro Sula”.

Sector del transporte

En cuanto a la reapertura en el transporte de buses y taxis, el funcionario resaltó que “estamos revisando un protocolo de bioseguridad en el transporte público y ya hemos tenido algunos acercamientos y estamos tratando de afinarlo”.

Sin embargo, afirmó que “este es uno de los protocolos más complejos en su forma de cómo se va a ejecutar, porque requiere del compromiso de los dueños de las unidades y requiere del compromiso de la población”.

“En todos los países del mundo, probablemente uno de los factores de mayor contaminación es el transporte público, porque genera movilidad de las personas y sabemos que vamos a tener que llegar en un momento a hacerlo”, apuntó Madero.

Pero -siguió explicando- “estamos trabajando en un protocolo y probablemente vamos a tener que hacer mucho pilotaje, porque tiene que ver número de personas por unidad, mecanismos internos que tenga la unidad”.