Presidente Hernández anuncia reactivación de industria de la construcción bajo protocolos de bioseguridad

Comayagüela, 19 de  mayo del 2020. El presidente Juan Orlando Hernández anunció hoy en Cadena Nacional de Radio y Televisión, que el sector construcción será reactivado en varias fases con el fin de que se retomen los trabajos en carreteras, puentes, proyectos de vivienda y aeropuertos, lo que dinamizará la economía del país, afectada por la pandemia de coronavirus.

“Es hora de que volvamos a la carga en el tema de la industria de la construcción”, dijo Hernández en la reunión donde la Mesa de Trabajo del Sector Construcción presentó los avances con el fin de que en cuatro semanas se retomen los trabajos en esa materia en el país bajo protocolos de medidas de bioseguridad frente a la pandemia.

Esta es una de las varias mesas de trabajo que el Gobierno del presidente Hernández creó el 8 de abril pasado con distintos sectores para analizar y proponer medidas para hacerle frente al impacto de la pandemia

Las fases

La mesa de construcción ha sido liderada por los ministros de la Presidencia, Ebal Díaz; de Infraestructura y Servicios Públicos, Roberto Pineda, y el comisionado presidente de la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda), Sergio Amaya, así como representantes del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico) y del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (Cich).

La primera fase es la reanudación de los trabajos de las carreteras y el aeropuerto de Palmerola (ya en marcha).

La segunda fase, en la semana dos, se reinician los proyectos de construcción donde se emplea a más de 150 personas.

En la tercera fase, que será en la semana tres, se arrancan los trabajos en proyectos que empleen a más de 50 personas y en la cuarta fase se retoman las actividades en obras de infraestructura que generen menos de 50 empleos.

Todos los proyectos son registrados por la Chico y el Cich para revisar si cuentan con las medidas de bioseguridad para realizarse de manera efectiva.

“Es hora de que volvamos a la carga en el tema de la industria de la construcción”, señaló el mandatario.

“Siempre tuvimos claro que la industria de los alimentos y de la construcción tenían que ser las primeras en reactivarse, ya que generan miles de empleos y fortalecen nuestra  economía como país”, apuntó.

Protocolos de bioseguridad

El ministro de Insep, Roberto Pineda, puntualizó que se cuenta con un protocolo de bioseguridad para la industria de la construcción elaborado de manera conjunta entre el Cich y la Secretaría de Trabajo.

“Se cuenta con el programa Salvando Empleos, Haciendo Casas; asimismo, se han formulado proyectos de financiamiento para el sector construcción mediante fondos del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), para dinamizar el sector y ver las oportunidades  financieras que se puedan alcanzar”, expuso Pineda.

Los proyectos

El funcionario detalló que la construcción de Palmerola ya se encuentra en marcha nuevamente desde la semana anterior y el tramo carretero de Las Flores-Comayagua también, pero “no de la manera deseada”.

“Presidente, el único problema es a nivel de alcaldías en algunos permisos”, apuntó Pineda.

El mandatario respondió que “es importante que la Asociación de Municipios de Honduras se incorpore a este tema para que no hayan problemas. Tienen que transitar y ejercer libremente sus trabajos personas que se dedican a labores de socorro, a la producción y a la construcción”.

“El puente de Orocuina (Choluteca)  tiene que retomarse y concluirse, ministro Pineda, porque ya viene el invierno”, señaló Hernández.

“Salvando Empleos, Construyendo Casas”

El comisionado de Convivienda, Sergio Amaya, dijo que los trabajos de construcción de vivienda se retomarán de manera progresiva en la cuarta semana.

Detalló que con Banhprovi se ha formulado un programa de financiamiento con garantías por el orden de 36 millones de lempiras con una contragarantía desde un 60 hasta un 95 por ciento.

“Esto permitirá tener más dinero fresco para financiar vivienda, que lo denominaremos Salvando Empleos, Construyendo Casas, que generaría un impacto directo en la generación de empleo”, indicó Amaya.

“Se seguirá con los bonos de vivienda que van desde 90.000 hasta 115.000 lempiras para la vivienda social”, señaló.

El arrendamiento con opción a compra sería un esquema que se podría realizar con el apoyo del Gobierno mediante dos fideicomisos y subsidios de los que ya se ha trabajado, añadió.

Se reiniciará la construcción de viviendas sociales a través del programa Vida Mejor con Convivienda a inicios de junio en 70 municipios rurales de todo el país, indicó Amaya.

Los avances en las mesas

El presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción, Gustavo Boquín, enumeró que se han definidos fases en el tema de la construcción de viviendas.

La primera, bajo el programa “Salvando Empleos, Construyendo Casas”,  y la segunda es la creación de un proyecto de decreto que eliminará la “tramitología” para hacer masivamente proyectos habitacionales, apuntó.

“Hay inversión privada parada en proyectos por el orden de los 32.000 millones de lempiras, con lo que se alcanzarán a activar una gran cantidad de empleos”,  finalizó Boquín.