Tegucigalpa, 28 de mayo del 2020. El presidente Juan Orlando Hernández destacó hoy que “Honduras está en un nivel aceptable en los hospitales frente a la pandemia” de covid-19, al grado que “se ha evitado llegar al panorama oscuro y apocalíptico” que se predecía, pero advirtió que la población no debe confiarse porque la situación puede cambiar de la noche a la mañana.

El gobernante reiteró que “no existe una apertura inteligente de la economía sin preservar la salud y la vida del pueblo hondureño, y por encima de cualquier situación o interés”.

Consideró que nadie se iba a imaginar a inicio del año que en Honduras hoy sería obligatorio el uso de mascarilla y el distanciamiento social, “y por eso es una nueva realidad que tenemos aceptar y manejar”.

Evitamos el panorama oscuro

“Hemos evitado llegar al panorama oscuro y apocalíptico que se nos pintó al inicio o antes de que llegara la pandemia”, indicó Hernández.

Destacó que el país no haya llegado a “esos escenarios difíciles, porque hasta pronosticaron que en Honduras los muertos iban a estar en las calles y en cantidades” grandes.

Incluso dijeron, comentó Hernández, “que los hospitales iban a llenarse y a colapsar el sistema, que los médicos no podrían con tantos casos y que tendríamos problemas con el abastecimiento para el sistema hospitalario”.

“Nos hemos visto con dificultades, pero nada de lo que se dijo en términos tan negativos ha llegado”, puntualizó.

Sin embargo, dijo que, así como resulta de incierto y desconocido el virus, “se han cometido errores y se les ha buscado solución, pero es algo que ha sucedido en todos los países del mundo, y todos los países han afrontado retos de desabastecimiento en los hospitales”.

Remarcó que todos los países han afrontado niveles altos de letalidad y muerte, “y el de Honduras aún sigue siendo bajo, a pesar de todas las vidas que hemos perdido”.

Situación relativamente aceptable

Hernández subrayó que “hoy Honduras ante esta grave pandemia, y aunque nos encontremos en una situación relativamente aceptable y que los pronósticos que dijeron no se han cumplido, eso no significa que la situación no pueda cambiar de la noche a la mañana”.

“Estamos en un nivel de capacidad aceptable en los hospitales frente a la pandemia”, dijo Hernández.

Expuso que eso lo han manifestado algunos directores de hospitales, pero dejando en claro que “esto puede cambiar de manera drástica si no seguimos las medidas de bioseguridad que requiere esta nueva realidad”.

Reconoció Hernández que se han abierto algunos sectores de la economía, que faltan muchos y que entiende las presiones de la empresa privada.

“El Gobierno incluso se ve tremendamente afectado con el cierre; al Gobierno todo mundo le pide, pero el Gobierno vive de la economía”, expuso el mandatario.

“Muchos programas no se van a poder realizar, pero es preferible esta inconformidad y desesperación, que aquella que se produce al perder un ser querido”, manifestó Hernández.

Dijo que entiende la posición del sector transporte y de las escuelas o el sector educativo, “pero juntos y poco a poco, con prudencia y con inteligencia, vamos a encontrar las mejores soluciones”.

“No queremos hacer las del pato”, manifestó Hernández.

Recordó que “la salud de todos está en nuestras manos. Es nuestra responsabilidad y debemos ponernos pilas, lavarnos las manos constantemente con agua y jabón, vamos a distanciarnos por lo menos dos metros, y usar la mascarilla todo el tiempo que se pueda”.

Hacer caso

El presidente Hernández recomendó a todos los hondureños que si ven a alguien en la calle sin usar la mascarilla, “pedir que se la ponga, por favor, por su bien”, y “si se ve a alguien que no utiliza las medidas de bioseguridad en el trabajo, que lo denuncien ante sus jefes, porque eso luego puede generar un problema para todos”.

“Como diría mi abuela, no sea burro papita, haga caso, es por su bien, es su salud, es la de su familia, se trata precisamente de que usted haga caso y así logramos cuidarnos todos”, manifestó.

De igual modo hizo un llamado a los medios de comunicación para que se destaquen los usos de medidas de bioseguridad “o que saquen a los que no usan mascarillas, tal vez así hacen caso o les da pena, para que nos vayamos acomodando a esta nueva realidad”.

“Estoy consciente: no podemos seguir encerrados toda la vida, es natural el miedo, pero igual debemos dar un paso para aprender a vivir de esta nueva forma”, indicó el titular del Ejecutivo.

Expuso que “cuidarse es una responsabilidad propia y de nadie más. Si nos cuidamos, juntos avanzamos”.

Por su parte el canciller y comisionado especial para la atención de la pandemia de covid-19, Lisandro Rosales, dijo que todavía “no hemos llegado a rebasar las capacidades de nuestros hospitales”, como lo demuestra que actualmente solo están ocupadas 27 camas de cuidados intensivos, de 120 disponibles.

El funcionario indicó que el nivel de la pandemia en Honduras aún no ha obligado a remitir pacientes desde los hospitales públicos a los centros de atención médica acondicionados especialmente para esta emergencia y diseminados en todo el país, y destacó que ese es un buen indicio del trabajo que viene realizando el personal médico del país.

Por otro lado la jefa de vigilancia de la Secretaria de Salud, Karla Pavón, explicó que en Honduras la tasa de letalidad causada por la enfermedad covid-19, (Coronavirus), es de 4.1 por ciento.

“En Honduras, calculado en los casos que hemos tenido acumulados de positivo, que son 4.640, de los cuales 194 hondureños han fallecido por esta causa, nos posiciona en un 4.1 por ciento de letalidad, que a la medida que vayamos nosotros madurando cómo debemos cuidarnos esa letalidad va a bajar”, detalló Pavón.

La funcionaria refirió que “ya llevamos 5.5 millones de la población a nivel mundial contagiada por el virus de covid-19, lo cual nos da una letalidad de 6.3; esto quiere decir que de cada 100 murieron 6.3 a nivel mundial”.

“A nivel de las Américas estamos posicionados en un 5.8% de la letalidad”, añadió.

https://www.facebook.com/182652188511721/posts/2725245844252330/