Presidente Hernández confirma que él y la primera dama dieron positivo de covid-19

Comayagüela,17 de junio del 2020. El presidente Juan Orlando Hernández confirmó que él y la primera dama, Ana García de Hernández, dieron positivos de covid-19, y expresó su confianza en Dios, los médicos hondureños que le tratan y los medicamentos para superar la enfermedad.

El jefe de Estado informó que se encuentra con el tratamiento Maíz para combatir el coronavirus, causante de la enfermedad covid-19, y a la vez señaló que dos funcionarios más también dieron positivo.

Sin embargo, destacó que “mi deseo de trabajar y servir a mi país no ha bajado en lo más mínimo; me siento con suficiente fuerzas y energía para seguir adelante y vencer esta pandemia”.

A continuación el discurso íntegro del presidente Hernández.

Hermanas y hermanos hondureños

Anticipamos que durante esta pandemia iban a venir tiempos difíciles y ahora la lucha contra el covid-19 se ha intensificado, porque, como lo habíamos previsto basados en la opinión de los expertos, para estas fechas íbamos a tener un aumento en el número de casos de contagio.

Esto ocasiona que los hospitales empiecen a saturarse y nos obligan a habilitar más instalaciones de emergencia para triaje o para atención hospitalaria.

Seguimos trabajando constantemente, 24/7, para habilitar nuevas instalaciones, para equiparlas, para atender el personal necesario entrenado y para disponer de los insumos y medicinas que se requieren.

Hoy, por ejemplo, iniciamos las brigadas de atención inmediata, brigadas que han salido a buscar atender a los pacientes en sus casas, en los barrios y colonias de los centros poblados, y de esa manera buscamos controlar en su etapa temprana la enfermedad y así evitamos que se agraven los pacientes.

Iniciamos en los lugares de mayor número de contagios, como es el caso de San Pedro Sula y el Distrito Central; ya las brigadas están en campo atendiendo a los primeros pacientes y pedimos a la población que por favor, por el bien de ustedes y de todos, le abran las puertas de sus casas a estas brigadas, las que son dirigidas por médicos bien preparados y que la atención que cada quien que reciba de su casa en la gran mayoría de los casos evitará que tengan que ir a un hospital y va a evitar que se agrave.

Las brigadas cuentan con el personal y los insumos necesarios para hacer los diagnósticos y para dejar a los pacientes con su dotación de medicamentos, es decir, con su tratamiento en su casa.

Esta labor que realizamos para combatir esta epidemia ha requerido de nuestra dedicación permanente; mantenemos muchas reuniones con diferentes sectores de organizaciones, la mayoría de manera virtual, otras de manera presencial, guardando desde luego las medidas de bioseguridad y también requiere de desplazamientos.

También hemos hecho revisiones a algunas de las instalaciones de laboratorios de salud pública.

En este tipo de actividad siempre se está expuesto y aun cuando se toman las medidas requeridas a veces un descuido hace que alguien se contagie y este contagie a otros.

A veces en una fracción de segundos ocurre eso; por ejemplo, así les ha ocurrido a varios trabajadores de la salud, médicos, enfermeras, laboratoristas, policías, militares, bomberos, voluntarios, funcionarios y otros colaboradores que se han contagiado.

Como presidente de la nación y ciudadano responsable quiero comunicar que durante este fin de semana comencé a sentir algunos malestares y hoy se me ha diagnosticado que he sido contagiado de Covid-19.

Creo que es parte del riesgo que se corre en estas responsabilidades. Por mi trabajo no he podido quedarme cien por ciento en casa. Ahora continuaré realizando toda mi actividad mediante teletrabajo en aislamiento.

Es cierto, siento síntomas leves, pero ya comencé mi tratamiento Maíz, me siento mejor.

Sin embargo, me han recomendado reposo, pero seguiré realizando mi trabajo con medios electrónicos y a través de mis funcionarios y colaboradores, es decir, vamos a estar en contacto.

Por consejo médico me someteré a una nueva evaluación en las próximas horas, eso va a determinar los pasos a seguir.

También estamos tomando medidas preventivas con todo el personal que labora conmigo y están siendo evaluados por el equipo médico.

Les informo además que dos de nuestros colaboradores, mi esposa Ana, han resultado positivos, pero los tres ya están con tratamiento.

En el caso de Ana, afortunadamente es asintomática.

Mi deseo de trabajar y servir a mi país no ha bajado en lo más mínimo, me siento con suficientes fuerzas y energía para seguir adelante y vencer esta pandemia.

Sabíamos que estábamos expuestos y con gran riesgo.

Pido a la población tomar todos los cuidados necesarios, observar al pie de la letra las medidas de bioseguridad; seguimos en la lucha y confiamos en Dios que vamos a salir adelante de esta situación.

En lo personal confío en Dios, en los médicos hondureños y en los medicamentos que estamos usando para combatir esta enfermedad.

Y así como muchos se han recuperado hasta ahora, en algunos días volveremos a la actividad normal.

Mientras tanto, estaremos comunicándonos por los medios electrónicos y cumpliendo con mis obligaciones vía teletrabajo.

Confiamos en Dios y en la capacidad que tenemos los hondureños de vencer la adversidad.

Que Dios nos bendiga a todos.